¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Cuidado del agua

Desde CerroClor queremos ayudarte a que tu pileta de natación se mantenga limpia durante todo el año. Es indispensable conocer cómo solucionar cada problema del agua para aprovechar al máximo cada producto y utilizarlo de manera eficaz.

Te presentamos los problemas mas comunes y su solución:

Agua verde

Agua irrita los ojos

Agua blanquecina

Agua blanquecina con pH bajo

Agua turbia

Paredes y/o piso con hongos negros

CONCEPTOS BÁSICOS NECESARIOS

para el exitoso cuidado del agua de tu pileta

Cómo mantener equilibrado el PH del agua

El pH del agua de la piscina, sin lugar a dudas, el elemento de mayor importancia en el cuidado y mantenimiento de una piscina.

Para un correcto mantenimiento de nuestra piscina, no será suficiente con procurar que no le falte cloro o producto desinfectante en nuestra agua. La clave esta en el pH y en que este se encuentre bien ajustado ( neutro) Este nos indica la acidez o la basicidad del agua. Dicha medida viene determinada por el número de iones libres de hidrógeno (H+) en la sustancia.

La escala de medición del pH comprende los valores de 0 a 14; siendo 0 el más ácido, 14 el más básico y situando en 7 el pH Neutro.

En una piscina debemos mantener ajustado el pH entre los valores 7,2 y 7,6. Este intervalo, además de conservar nuestras instalaciones en óptimas condiciones, es el ideal para la piel y los ojos del bañista.

Es recomendable realizar análisis del agua de nuestra piscina de forma habitual para comprobar el valor de pH de nuestra piscina. Para llevar a cabo dicha operación podemos recurrir a los Estuches Analizadores Cloro-pH. También existen medidores digitales, así como aparatos electrónicos como los fotómetros que nos permiten analizar diferentes parámetros del agua de forma rápida y precisa.

Hemos de recordar que cuando el pH del agua de nuestra piscina se encuentre desajustado, y fuera de los valores recomendados, esto puede comportar ciertos problemas: “ojos rojos”, sequedad de la piel, que el cloro deje de actuar correctamente…

En el caso de que el pH sea menor de 7,0-7,2 el cloro de nuestra piscina se eliminará rápidamente, por lo que necesitaremos más cantidad de producto desinfectante para evitar que nuestra agua se vuelva verde.

Puede corroerse cualquier elemento metálico de la piscina y corremos el riego de bajar la alcalinidad total del agua. Es por eso que debemos elevar el nivel de pH de forma inmediata.

En cambio, si el pH del agua de nuestra piscina es superior a 7,6 nos encontraremos con que el cloro deja de actuar eficazmente, lo que puede propiciar aparición de algas o agua verde. El agua de la piscina se volverá turbia. Síntomas como “ojos rojos”, sequedad de la piel, picor nariz… también nos indicaran que el pH esta demasiado alto. Llegado el caso debemos bajarlo a niveles mas adecuados lo antes posible.

Para poder ajustar el pH de la piscina a unos valores óptimos debemos recurrir a diversos productos que existen el mercado como son los Reguladores de pH:

PH +: Nos ayudará a subir o incrementar el pH del agua de nuestra piscina
PH-: Producto pensado para bajar o disminuir el pH del agua de la piscina

Para determinar las cantidades de a utilizar de estos productos, podemos consultar las instrucciones de uso que se indican en las etiquetas del producto.

Siempre que realicemos ajustes en la piscina, es aconsejable que lo hagamos de forma gradual.

Tal y como hemos visto, el pH del agua es de vital importancia para un correcto cuidado y mantenimiento de la piscina. Por ello os dejamos con unas últimas recomendaciones.

Es aconsejable revisar el pH de nuestra piscina a diario.
Si no dispones de Test kit es imprescindible que compres uno de forma inmediata, para poder analizar el agua de la piscina .Es aconsejable disponer siempre de ph + y ph-. En función de las dimensiones de la piscina y del producto que normalmente más usemos, tendremos más cantidad o menos.
Si no consigues solucionar el problema, acude a un profesional del sector.

¿Cuanto cloro utilizar?

La cantidad de cloro que se debe agregar a una piscina se corresponde directamente con el número de litros de agua que tu piscina contiene. El cloro para tratamiento viene en dos formas diferentes. El cloro para piscina viene en dos formas que incluyen el cloro líquido y el granulado que debe ser disuelto antes de agregarse al agua.

Para posibilitar que cualquiera de los productos químicos funcione adecuadamente (cloro,clarificantes,alguicidas, etc), es indispensable mantener el nivel de PH del Agua en el rango que va entre 7,2 mínimo y 7,6 máximo. Por eso cuando tenemos problemas de agua verde, turbia, etc, debemos primero medir el PH, regularizarlo con PH (+) o PH(-) y recién después de esto debe aplicar los productos químicos.

CLORO granulado 60° disolución instantánea: 20 grs. cada 10.000 lts, todos los días. Dosificar el doble después de un día de lluvia. Recomendado para piscinas pintadas o plásticas de PRFV.

CLORO AL 90 %: disolución lenta (granulado grueso): 20 grs. cada 10.000lts. Recomendado para piscinas revestidas. Combate el hongo negro.

Medición Práctica: Sugerimos la primera vez, colocar la medida total de cloro en un recipiente o vaso que no se use y hacer una marca en el nivel justo para su volumen de agua, en aplicaciones posteriores solo llene el recipiente con cloro hasta esa marca y lo aplica en la piscina. Ej. Si tiene una piscina de 40.000 litros coloque 80 grs. de cloro en el mismo y haga una marca para no tener que volver a medir en futuras ocasiones. 1 cucharada sopera colmada equivale a 20 grs. de polvo o granulado.

CLORO LIQUIDO: Hipoclorito de sodio al 95% - 1 lt cada 30.000 lts de agua. Todos los días, dosificar el doble después de un día de lluvia.

¿QUÉ SIGNIFICA “PARTES POR MILLÓN" (p.p.m.)?

Partes por millón (ppm.) es una unidad de medición usada cuando es necesario medir una concentración muy baja. Una parte por millón expresa 1 gramo de la sustancia indicada en un millón de gramos de la otra. En el caso del cloro, una parte por millón de cloro indica 1 gramo de cloro en un millón de gramos de agua. Dicho en otras unidades, una parte por millón de cloro significa 1 gramo de cloro en 1.000 litros de agua.

¿QUÉ ES EL CLORO SECO O SÓLIDO?

El cloro seco o cloro sólido es un compuesto orgánico que al contacto con el agua desprende cloro. Tiene la ventaja sobre el cloro líquido de disolverse poco a poco. Se venden dispositivos (boyas cloradores flotantes) para regular esta disolución en su presentación en pastillas. En el caso del cloro granulado de disolución rápida, este se incorpora directamente en el agua. Ambos poseen la ventaja con, respecto el cloro líquido de ser fácilmente transportables, no pierden efectividad por almacenamiento y no ofrecen riesgos al ser manipulados. Siempre convendrá verificar la cantidad de cloro realmente disuelta en el agua mediante la utilización del test de nivel de cloro.

¿PORQUÉ EL CLORO SE CONSUME?

Tanto en soluciones de cloro como el llamado cloro sólido, para ser activos, provocan con el agua una reacción de la cual se desprende cloro gaseoso (CL2) Como el cloro es un gas, tiende a evaporarse. Esta evaporación esta influida por muchos factores, uno de ellos el sol. Por eso en los días soleados es necesario agregar cloro más frecuentemente. Otros motivos son: La alta temperatura, la caída de substancias orgánicas (por ejemplo hojas y tierra en días de lluvia), el uso intensivo de la pileta y su continua agitación, el uso de cremas y bronceadores, etc. Estos factores también pueden modificar el pH. Por todo esto es necesario medir siempre el cloro antes de un nuevo agregado, porque las circunstancias de cada día pueden ser distintas a las del anterior.

¿EN LAS PILETAS CUBIERTAS ES NECESARIO MAS CLORO?

En las piletas cubiertas el cloro suele molestar más que en las descubiertas. Esto esta provocado por la temperatura elevada del agua, que hace que el cloro se desprenda mas fácilmente. Una manera de disminuir las molestias provocadas por el cloro es controlar el pH. El cloro se desprende mas fácilmente con agua de pH ácido, por lo tanto se deberá cuidar especialmente que este sea de 7,2 o levemente mayor.

El cloro es el undécimo elemento más común de la corteza terrestre (el 0,045% de ésta es cloro) y está ampliamente extendido en la naturaleza. Los científicos han detectado más de 2.400 compuestos basados en el cloro. Éstos se producen de forma natural como resultado de la reacción del cloro con los compuestos orgánicos existentes en el medio ambiente. Algunos de ellos poseen propiedades antibacterianas y anticancerígenas. Las principales fuentes naturales de los compuestos organoclorados son los océanos (casi un 3% de los mismos es cloro), los incendios forestales y la actividad micótica.

La misma vida animal depende del cloro y de sus cualidades para reaccionar con otros elementos. En los seres humanos, la sangre, la piel y los dientes contienen cloro, incluso los leucocitos o los glóbulos blancos de la sangre necesitan este producto para combatir las infecciones.

El cloro realiza una doble función para mantener la calidad de vida de las personas: por un lado, es el elemento imprescindible para el tratamiento y la potabilización del agua y para la prevención y el combate de enfermedades infecciosas; y, por el otro, es la materia básica para la fabricación de buena parte de los productos que utilizamos en nuestra actividad diaria. En las piscinas el uso de hipoclorito sódico es imprescindible para evitar la proliferación de algas u hongos, eliminar los organismos patógenos y asegurar unas condiciones higiénicas óptimas. Durante años, los operadores de las piletas de natación públicas han escuchado quejas de los nadadores de que "hay demasiado cloro en el agua", cuando, en rigor a la verdad, el problema era que había demasiado poco cloro.

El síntoma más notable de esta situación es el olor, ese olor desagradable a "cloro" que lo invade a uno en el momento de acercarse a la pileta, especialmente en una pileta pública bajo techo de uso intensivo e importante carga de bañistas. Luego, una vez en el agua, se van sintiendo otros síntomas relacionados con esta misma situación: ojos enrojecidos y piel irritada. Y si, al igual que la mayoría del público, no se está al tanto de la manera en que trabaja el cloro para desinfectar el agua, se llega a la inevitable conclusión de que la culpa está en que hay demasiado cloro.

Sin embargo, si abre un bidón de blanqueador de cloro o cloro para piletas y lo huele, el olor es más bien fresco y limpio, nada que ver con el terrible aroma que lo invade en esa pileta pública. Tan sólo por eso, es evidente que algo diferente al cloro es el culpable detrás de esa piel irritada, esos ojos colorados y ese feo olor.Y efectivamente, la culpa es de otra cosa. Se la puede llamar cloramina, o cloro combinado, o contaminación orgánica, o residuos de los bañistas, el hecho es que una pileta mal desinfectada contiene niveles irritantes de compuestos químicos que han de ser removidos antes de que se conviertan en un problema.

En el momento en que se agrega un compuesto de cloro al agua de una pileta, reacciona con el agua para formar ácido hipocloroso y el ion hipoclorito. Juntos, estos compuestos se conocen como "cloro libre disponible" o "cloro libre". La principal razón para agregar cloro al agua de una pileta está en desinfectar o matar microorganismos posiblemente dañinos. Pero una vez que el cloro libre se junta con el amoníaco y los compuestos de nitrógeno para formar cloro combinado, pierde prácticamente su capacidad de desinfección. Al respecto, son necesarias 25 partes de cloro combinado para hacer el trabajo de 1 parte de cloro libre.

Liberar el agua de la presencia de cloraminas es un proceso de 3 pasos:

Determinar exactamente cuánto cloro combinado hay en el agua.
Calcular cuánto cloro o tratamiento shock es necesario agregar al agua para oxidar el cloro combinado.
Agregar la cantidad precisa de cloro o tratamiento shock.

El proceso de cloración de punto de ruptura o de destrucción de residuos orgánicos en el agua se conoce como "oxidación". En el momento en que se introduce cloro dentro del agua de una pileta de natación que contiene amoníaco, el ácido hipocloroso (cloro libre) comienza a oxidar rápidamente el amoníaco para formar un compuesto de cloro combinado denominado monocloramina.

A medida que se sigue agregando más cloro, la monocloramina es oxidada por el cloro adicional para formar dicloramina. Y cuando todavía se agrega más cloro libre, éste ataca u oxida la dicloramina para formar tricloramina. Finalmente, al seguir agregando más cloro, la tricloramina se descompone o se oxida en nitrógeno simple y sal cloruro, completando la cloración de punto de ruptura. Cualquier cloro que se agregue luego de este punto será cloro libre, siempre y cuando no ocurra una nueva contaminación del agua de la pileta.

La supercloración para alcanzar efectivamente el punto de ruptura, o sea la destrucción de todos los residuos orgánicos, puede ser algo muy difícil de lograr. Si no se agrega suficiente cloro, el problema del cloro combinado sólo puede empeorar. Cuando esto ocurre, el ardor de los ojos y la irritación de la piel no disminuyen, sino que aumentan a niveles muy elevados y muy molestos. Si se agrega demasiado cloro, posiblemente se necesiten días para bajar a niveles seguros (menos de 5 ppm) antes de que los bañistas puedan volver a usar la pileta.

Mediante un cálculo químico, se sabe que se necesitan 7,6 partes de cloro para oxidar 1 parte de amoníaco. Pero hay otros factores que afectan esta relación; por ejemplo, las materias orgánicas u otros productos presentes en el agua consumen algo del cloro agregado, de modo que 7,6 partes no son suficientes. Por razones de practicidad, es mejor agregar 10 partes de cloro por cada parte de amoníaco. El problema está en calcular exactamente cuánto de un determinado producto de cloro se necesita para lograr ese nivel de 10 ppm.

De todo lo explicado hasta ahora, uno se puede dar cuenta de que la supercloración no es algo sencillo. Para implementarla correctamente, no basta con agregar simplemente "algo" de cloro, lo cual probablemente para lo único que sirve es para empeorar las cosas. Es necesario calcular la cantidad que se requiere y agregar la dosis correcta.

Cerroclor recomienda en época estival 1 lt de cloro liquido CerroClor cada 25 000 lts agua, esto varía de acuerdo a las condiciones climáticas ( temperatura y lluvias) y el uso intensivo o presencia de bañistas

Uso y mantenimiento del equipo de filtrado

A través de nuestro equipo de filtrado realizamos el tratamiento físico del agua, recirculando y filtrando para obtener junto al tratamiento químico de la misma una piscina en optimas condiciones.

En nuestra sala de maquinas nos podemos encontrar con los siguientes accesorios, los cuales muchas veces no sabemos como utilizarlos, por eso les dejamos a continuación un instructivo:

  • Las válvulas de 2 y 3 vías permiten seleccionar el lugar de aspiración de la electrobomba de: toma de fondo, skimmer o limpiafondo
  • Las válvulas de 6 vías permiten las siguientes operaciones: Filtrado, retrolavado, enjuague, centrifugado, desagote y cerrado
  • Simplifica el manejo de maniobras en un solo elemento
  • El accionamiento de las válvulas debe realizarse con la bomba detenida
Funcion de la multivalvula de 6 vias

  • Filtrado: procedimiento de filtrado. Colocar la multiválvula en posición filtrado, encender la bomba durante 3 a 4 horas con la aspiración en toma de fondo. El agua regresara a la piscina.
  • Retrolavado: procedimiento de limpieza de carga filtrante. Colocar la multiválvula en posición retrolavado, encender la bomba, realizar la operación durante 3 o 4 minutos hasta observar en el tubo visor el agua clara. Realizarlo semanalmente. El agua fluirá por el desagote. En esta función el agua tiene un recorrido inverso (de abajo hacia arriba) a la de filtración con la finalidad de limpiar la carga filtrante.
  • Enjuague: procedimiento de limpieza del cabezal, colocar la multiválvula en posición enjuague, encender la bomba durante 2 o 3 minutos. Esta operación se realiza inmediatamente después de finalizado el retrolavado. Aquí el agua se desplaza de arriba hacia abajo para terminar de sacar las impurezas, luego fluirá por el desagote.
  • Desagote: procedimiento de vaciado. Colocar la multiválvula en posición desagote, encender la bomba con la aspiración en toma de fondo, asegúrese de apagar la bomba cuando el agua se evacuo en la medida deseada o por completo.
  • Centrifugado o recirculado: Procedimiento que permite el uso de hidromasajeadores. Colocar la multiválvula en posición centrifugado, encender la bomba durante el tiempo deseado con la aspiración desde toma de fondo. En esta función el agua es recirculada hacia la piscina sin ser filtrada.
  • Fuera de uso: Posición para ser utilizada fuera de temporada con la piscina vacia.

Todas las maniobras sobre la multiválvula deben realizarse con la bomba apagada.

Cómo utilizar correctamente el limpiafondo

La tarea de pasar el barrefondo nos posibilita extraer de nuestra piscina todos los sedimentos que provienen del medio ambiente como así también las distintas impurezas introducidas por los usuarios, siendo un elemento indispensable para tener una piscina saludable y en un correcto estado.

Es fundamental el uso del limpia fondo en nuestra pileta, para esto debemos contar con nuestro equipo de filtrado en óptimas condiciones.

Mantenga limpia la carga filtrante de su filtro, realizando las correspondientes tareas de limpieza (retro lavado y enjuague) estas deberán hacerse de acuerdo al uso que usted le dé, mínimamente aconsejamos una vez a la semana.

La carga filtrante tiene una vida útil de 12 meses de uso, transcurrido ese tiempo comuníquese con su técnico para que le realice el cambio del material filtrante.

En el caso de que cuando aspiramos el fondo y vemos que queda mugre adherida formación de líneas y verdín, es necesario realizar un cepillado activo en la pileta, para luego aplicar un tratamiento correctivo de químicos que hemos mencionado anteriormente, podemos decir que el cepillado contribuye en la acción de los químicos, acelerando el proceso de recuperación.

Ayuda a cuidar el agua!

Si tienes dudas sobre cómo recuperar el agua de tu pileta de natación puedes contactarnos a través de las redes sociales. Al final y al principio de la página econtarás nuestra página de Facebook, Instagram y Twitter, envianos un mensaje y sin dudas vamos a ayudarte a cuidar el agua de tu pileta.

SUBIR